Me cumple avisar recibo de su atenta circular número 024-
GM/2O12, de ayer, mediante la cual aclara que "el proceso de discusión y análisis
que iniciará el fcuador para determinar la conveniencia de incorporarse como
miembro pleno al MERCOSUR no es excluyente con la propuesta ecuatonana
para retomar las negociaciones de un acuerdo comercial con la Unión europea".
Añade que "la decisión de nuestro Gobierno es desarrollar el diálogo con
MERCOSUR y paralelamente avanzar las conversaciones con la Unión europea.
Conocidos los resultados de ambos procesos, tomaremos las decisiones
definitivas ".

Queda claro, entonces, que los procesos de diálogo y evaluación
no son excluyentes, pero las decisiones definitivas sí lo serán ya que el Ecuador
no podrá adherir a MERCOSUR si ha concluido un TLC con la UE, ni podrá
incorporarse al TLC con Colombia y Perú, con nuestras especificidades, si ha
ingresado a MERCOSUR. Las autoridades de la UE conocen bien estos
particulares, así como el plazo establecido para la definición de los términos de la
eventual adhesión de nuestro país a MERCOSUR.

La Embajada a mi cargo, naturalmente, procederá en estricto
cumplimiento de estas instrucciones de autoridad superior.

Al respecto, debo reiterar lo siguiente:

-El ejercicio de envío de las respuestas a los pedidos de clarificación
de la UE sobre temas sensibles es, como lo he dicho siempre, útil para
aproximarse y evaluar las posibilidades reales de adhesión del Ecuador al Tratado
de Libre Comercio concluido por la Unión Europea con Colombia y Perú, con las
particularidades de cada caso, que es la única oferta de negociación sobre la
mesa;

-Tal como señalé en mi comunicación número 4-BRU12012, de 4 de
los corrientes, dicho ejercicio de aproximación y evaluación con la Unión Europea,
que significa mantener una expectativa de llegar a un acuerdo comercial (adhesión
al citado TLC, con la particularidades del caso), anula las ya limitadas
posibilidades de receptividad al pedido ecuatoriano de continuar como beneficiario
del SGP con el nuevo esquema que será aprobado en los próximos meses y
entrará en vigor en enero de 2014. El mantenimiento del diálogo con miras a
reanudar las negociaciones comerciales es el mejor argumento de la Comisión
Europea y los Estados Miembros para descartar el SGP para nuestro país y
presionar en su tesis de que la adhesión al TLC concluido con Colombia y Perú es
la mejor y única opción para el Ecuador;

-Las más altas autoridades de la Unión Europea -no los técnicos a
cargo de temas específicos de la negociación- tienen una lectura clara del
inequívoco pronunciamiento del Presidente de la República de rechazo al TLC con
la Unión Europea y apoyo al MERCOSUR, publicado y difundido por el Ministerio
de Relaciones Exteriores del Ecuador, mediante Boletín de Prensa número 007,
de 4 de los corrientes. Estas altas autoridades -como el Comisario de Comercio
Karel de Gucht- tienen perfecta conciencia de que sobre la mesa de negociación
no está un Acuerdo para el Desarrollo o un Acuerdo sustantivamente diferente al
concluido con otros países, sino un TLC agresivo como todos los que promueven
la UE y las grandes potencias, que ha rechazado nuestro Jefe de Estado desde el
inicio de su gestión, y, por tal razón, han manifestado a las delegaciones
ecuatorianas que han visitado Bruselas que la clarificación a las inquietudes
europeas sobre temas sensibles no será suficiente para presentar al Consejo de la
UE la reanudación de las negociaciones con nuestro país, sino que será
indispensable un pronunciamiento de la más alta autoridad política que garantice
la satisfactoria conclusión y firma del Acuerdo, así como el abandono de la política
soberana de denuncia de los Tratados de Promoción y Protección Recíproca de
lnversiones;

-A mi juicio, será muy difícil que las más altas autoridades políticas de
la UE avancen más allá de mantener un diálogo con nuestro país sobre los temas
sensibles de la negociación en un escenario delimitado por las citadas
declaraciones públicas del Presidente de la República, difundidas por el Ministerio
de Relaciones Exteriores del Ecuador el 4 de este mes, que no dejan duda de su
visión sobre el TLC. La UE, como lo han señalado en múltiples oportunidades sus
funcionarios competentes, no correrá riesgo ninguno de sufrir el desgaste político
de reanudar las negociaciones comerciales con un socio muy menor y que el
proceso fracase nuevamente por decisión política superior de la parte
ecuatoriana. A ello haV que sumar el tema pendiente del abandono de la denuncia
de los TBl's, que es una exigencia europea;

-En este contexto las posibilidades de continuar con los beneficios
del SGP en 2014 son mínimas, así como también son difíciles las posibilidades de
adhesión al TLC concluido con Colombia y Perú, con las particularidades del
caso.

Muy atentamente,

MECUADOR.BRU.CE