Me refiero a su comunicación número 0031GVMCEIE112, de 15 de los
corrientes, recibida esta tarde, en la cual figuran varios dislates e imprecisiones
que rechazo y desvirtúo a continuación:

1) Mis reuniones de trabajo con el Director General para América
Latina de la Cancillería belga, con el Director General Adjunto de Comercio de la
Comisión Europea y con Director para América Latina del Servicio Europeo de
Acción Exterior, cuyos informes detallados y transparentes figuran en mis notas
electrónicas números 4, 28 y 5g-BRU12012, de 4, 9 y 11 de los corrientes,
respectivamente, fueron realizadas en estricto cumplimiento de las instrucciones
de la circular electrónica número 01-GVMREIP12012, de 3 de este mes, suscrita
por el Vicecanciller Kintto Lucas, relacionada con las gestiones sobre el SGP+, en
la cual textualmente se afirma, entre otros puntos, lo siguiente: "es importante
considerar que existe la posibilidad de adhesión del Ecuador al MERCOSUR como
Estado Parte, para lo cual ya se ha constituido un Grupo de Trabajo encargado de
considerar, identificar y permitir la negociación de todos los aspectos relativos al
proceso de adhesión del Ecuador. Este proceso con el MERCOSUR excluye la
posibilidad de negociar un Acuerdo Comercial del Ecuador con la UE, como es de
su conocimiento, puesto que este grupo negocia un Acuerdo de Asociación , que
profundiza lo alcanzado en los campos de diálogo político e incluyendo temas
sensibles como migración, concertación en organismos internacionales, propiedad
intelectual y medio ambiente, por nombrar algunos";

2) Adicionalmente, fue de mucha utilidad para dichas reuniones de _
trabajo con las autoridades competentes de la Cancillería belga y de la Unión
Europea el Boletín de Prensa número 007, de 4 de los corrientes, publicado en la
página oficial pública del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio e
lntegración del Ecuador, que recoge un pronunciamiento claro, preciso,
fundamentado e inequívoco del Presidente de la República, cuyo titular dice:
"Presidente Correa dice sí al MERCOSUR y No al TLC con la Unión Europea";

**[omitido]**

4) **[omitido]** Las instrucciones del Vicecanciller,
dirigidas a todas las Embajadas ecuatorianas ante los Estados Miembros de la
UE, y la declaración inequívoca del Presidente de la República, difundida de
manera pública y oficial por ese Ministerio, no son solamente emitidas por
autoridades superiores a usted y en una fecha posterior a sus comunicaciones
dirigidas a esta Misión, sino que constituyen instrucciones directas para todo el
Servicio Exterior Ecuatoriano y comprometen públicamente al Jefe del Estado. **[omitido]**

**[omitido]**

6) En el reciente Taller de Embajadores ecuatorianos, realizado en
septiembre pasado, el Canciller Patiño puntualizó que el Viceministro de
Relaciones Exteriores e lntegración Política era el número 2 de ese Ministerio y
que el área comercial tenía la obligación de informar, consultar y coordinar sus
acciones con esa autoridad, a fin de presewar la coherencia en la política exterior,
que, como usted sabe, es única e indivisible. Por ello, justamente, en un evento
académico del más alto nivel, con la asistencia de representantes del
MERCOSUR, participará el Vicecanciller Kintto Lucas, según boletín de prensa
oficial de esa Cancillería, difundido hoy;

7) A su citada comunicación número 003/GVMCEIE/12, recibida esta
tarde, usted acompaña una carta dirigida a usted por el ingeniero Eduardo Egas,
Asesor Presidencial, de 4 de los corrientes, en la que figuran criterios contrarios a
las instrucciones enviadas por el Vicecanciller Kintto Lucas en su citada circular de
3 de este mes. Los criterios de un Asesor como el ingeniero Egas son, sin duda,
muy respetables, pero no tienen valor institucional para dejar sin efecto las
instrucciones del Vicecanciller, que solamente pueden ser modificadas
formalmente por el Presidente de la República y el Canciller Patiño;

8) Si los criterios del ingeniero Egas fueran instrucciones del
Presidente de la República dirigidas a usted, me parece que sería una grave
negligencia haber demorado 12 días sin cursar una comunicación oficial que deje
sin efecto las anteriores instrucciones del Vicecanciller Lucas, que han servido
para las gestiones que realizamos desde los primeros días del año todas las
Embajadas ecuatorianas ante los Estados Miembros de la UE;

9) En mis 32 años en el Servicio Exteriorjamás he faltado a la ética
profesional. Nunca he faltado a la verdad y menos aún he informado a mi
Gobierno con falacias, ni giros de lenguaje que solamente generan confusión y
pérdida de seriedad y coherencia. Jamás he disfrazado el resultado de gestiones
o el carácter de determinados instrumentos internacionales. Nunca he calificado
un NO terminante como una muestra de apertura y flexibilidad. Mis análisis, por el
contrario, se fundamentan siempre en los hechos y en la reflexión crítica;

10) Mis informes sobre las reuniones de trabajo son claros y se
fundamentan en el cumplimiento estricto de las instrucciones anotadas. La
reacción de los altos funcionarios europeos ante las declaraciones del Jefe del
Estado, recogidas oficialmente por la Cancillería ecuatoriana, es la previsible y así
figura en mis citados informes. La verdad es que un pronunciamiento tan claro del
Presidente Correa no deja duda alguna y, ciertamente, los altos funcionarios
europeos tienen plena conciencia que su única oferta para el Ecuador es la
adhesión al TLC concluido con Colombia y Perú. La verdad técnica, jurídica y
política es que el Acuerdo Comercial que ofrece la UE al Ecuador es, sin duda, un
TLC completo, agresivo, de aquellos que han sido demolidos por el Presidente
Correa. Y de todo esto tienen plena conciencia los funcionarios europeos;

11) Y se debe agregar que el Comisario de Comercio y los Directores
Generales de la Comisión y del Servicio Europeo de Acción Exterior han
manifestado en reiteradas ocasiones en presencia suya que no será suficiente
para considerar la reanudación de negociaciones la clarificación técnica de los
temas sensibles, sino que será indispensable un pronunciamiento del Jefe del
Estado que garantice la voluntad política necesaria para la conclusión del proceso,
así como el abandono de la denuncia de los Tratados de Promoción y Protección
de lnversiones con varios Estados Miembros de la UE_

12) El 4 de los corrientes la Cancillería ecuatoriana difundió un
comunicado con declaraciones inequívocas del lefe de Estado sobre esta
materia: No al TLC con la UE. ¿Cuál puede ser, entonces, la reacción de las
autoridades de la UE? La respuesta es obvia;

13) Los textos claros -como la declaración del Presidente de la
República de rechazo terminante al TLC con la UE- no requieren
interpretación adicional alguna. Y esa es la lectura de los altos funcionarios
europeos y, naturalmente, de los embajadores ecuatorianos, a quienes nos
corresponde dirundir, promoyer y derender los pronunciamienfos de nuestro
Jere de Estado. No nos corresponde interpretarlos según nuesóos deseos y
menos aún disfrazarlos con elementos adjetivos para ir al encuentro de
posiciones opuestas. La palabra del presidente de la RepúbTica compromete
al Estado con el nivel más alto de seriedad y credibilidad;

14) Lo curioso es que el Presidente Correa ha mantenido siempre,
como académico y como Jefe de Estado, la misma posición al respecto y que son
funcionarios menores los que intentan mantener vivo este proceso con la UE,
como lo solicitan los sectores empresariales, a travas de la risible flexibilización de
conceptos e interpretaciones, de análisis ligeros y conclusiones falsas que
generan expectativas infundadas, y de cambios de nombres y giros del lenguaje,
que, finalmente, no afertan la realidad técnica, jurídica y política de que el Acuerdo
Comercial que propone la UE al Ecuador es sustantivamente un TLC, de aquellos
rechazados por el Presidente de la República. Este tipo de Acuerdos son
llamados TLC por la propia UE y todos los terceros países que los han suscrito,
incluyendo Colombia y Perú, según los documentos oficiales de la OMC, del
Consejo de la UE, de la Comisión Europea y del Parlamento Europeo. ¿Cuáles
son los TLC que el Presidente Correa ha demolido de manera pública y
constante? Son, sin duda, este tipo de instrumentos;

15) Mi posición personal siempre ha sido la misma. En mi libro
"Política lnternacional del Ecuador en el Siglo XXI", publicado en el año 2001, seis
años antes del inicio del Gobierno de la Revolución Ciudadana, figura mi posición
sobre el libre comercio a ultranza y los TLC con las grandes potencias. Hoy, a
diferencia del año 2001, mi tesis es la misma que aquella del jefe de Estado. Y
todas mis actuaciones se sustentan en instrucciones oficiales de autoridades
superiores de esa Cancillería.

Atentamente,

MECUADOR.BRU.CE